La obsolescencia programada

La obsolescencia programada surgió con el capitalismo, consiste en que los fabricantes produzcan productos tengan una fecha de caducidad, es decir, hechos con el propósito de que tengan una vida útil limitada, para así obligarnos a comprar un producto nuevo.

La obsolescencia programada se puede apreciar en cualquier objeto que utilicemos a diario, desde una bombilla hasta un smartphone. A los fabricantes no les conviene que sus productos duren mucho tiempo, ya que la gente no renovaría o no compraría más productos del mismo tipo, ya que, el que tendrían les duraría para siempre y el motor de la economía se detendría por la falta de demanda de productos.


Un ejemplo de producto que más ha sufrido la obsolescencia programada son las bombillas PHILIPS. Cuando se empezaron a producir, el tiempo de duración de estas bombillas era casi eterno, al poco tiempo de que PHILIPS produjese esa bombilla la población dejó de comprar más bombillas, ya que la que tenían les duraría casi eternamente, por eso la empresa introdujo la obsolescencia programada en sus productos y retiró esas bombillas eternas del mercado.


Hoy en día hay casos de amenazas de las grandes empresas hacia pequeñas empresas que intentan producir un producto al margen de la obsolescencia programada, como es el caso de un inventor de Barcelona, que logró fabricar una bombilla que duraba una eternidad, y al cabo de unas semanas este hombre recibió amenazas por parte de varias de las grandes empresas del mercado actual.

Un curioso caso es el de la bombilla centenaria, es una bombilla que se encuentra en el parque de bomberos de Livermore (California). Esta bombilla ha batido un récord mundial al llevar la increíble cifra de ¡107 años en funcionamiento! La bombilla de Livermore ha iluminado durante más de un millón de horas la estación de bomberos. Para los bomberos de la comunidad simboliza el valor de estar de servicio 24 horas al día. El jefe de bomberos ha instalado cámaras web para poder visualizar en la red el funcionamiento de la bombilla, aquí les dejo el link del directo: centennialbulb.org.


La bombilla ha acabado con 3 webcam, es decir, tres cámaras web han perecido por la obsolescencia programada durante la grabación en directo de esta bombilla.

En algunos casos la obsolescencia programada puede hacerse desaparecer en aparatos electrónicos, ya que estos contienen chips contadores que hacen que el producto deje de funcionar correctamente al cabo de un periodo de tiempo, estos chips se pueden quitar o inhabilitar, aunque hay que ser un experto de la electrónica para hacerlo, debido a que el chip suele estar muy bien camuflado en los circuitos.

La obsolescencia programada también tiene efectos negativos sobre el medio ambiente por la producción de "electronic waste" basura electrónica, ya que hoy en día los productos electrónicos no tienen apenas importancia en el reciclaje, la mayoría de las piezas electrónicas no son reutilizables, esta "electronic waste" acaba en países del tercer mundo contaminando el medio natural.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El tabaco y el caso Brown & Williamson

Los poetas malditos de Francia

El tío Sam, el símbolo nacional de los Estados Unidos

La Navidad, un invento comercial