El experimento Milgram

Es un experimento que llevó a cabo Stanley Milgram en 1963. El experimento surgió cuando Milgram viajó a Alemania, tras estar una temporada allí se empezó a preguntar cómo los Alemanes habían podido cometer tales atrocidades en la Segunda Guerra Mundial, ya que a él todos los alemanes le parecían buenas personas.



El experimento trata de averiguar el nivel de maldad de las personas. Consistía en que un individuo L (sujeto de la prueba) debía escuchar a otro que estaba tras la pared hablando S (actor), cuando S se equivocaba en una de las preguntas formuladas por un tercer individuo V (maestro), el individuo L debía pulsar un botón para que la persona detrás de la pared (S) recibiese una descarga de 45 voltios, y cuanto más fallos tuviese la persona de detrás de la pared (S) mayor debía ser la descarga hasta llegar a los 450 voltios. El maestro (V) acompaña al sujeto de prueba (L) y le fuerza a presionar el botón para observar si este lo pulsa o decide que la persona no debe recibir la descarga.

Milgram observó que 7 de cada 10 sujetos presionaban el botón. La mayoría de los sujetos llegaban a proporcionarle la descarga máxima de 450 voltios a la persona que había detrás de la pared y justificaban haber pulsado el botón por orden de la persona que la acompañaba (maestro).
De este modo Milgram comprendió como las personas pueden llegar a ser tan malas.

Antiguamente el experimento se realizaba con descargas verdaderas, luego con actores gritando en cada descarga y actualmente el experimento se encuentra prohibido.



Fuente: books.google.es; youtube.comhipertextual.commonografias.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña de "El animal más peligroso. Un thriller victoriano" del Dr. Gabriel Antonio Pombo

Reseña de "El Descenso" de Jonathan Vázquez