Los trackball

Muy buenas ladies and gentlemen, hoy les traigo un conciso artículo sobre un periférico de entrada poco conocido que actualmente se ha dejado de lado con la popularización del ratón y el touchpad; el trackball, también conocido como "bola de movimiento".


El trackball es un "dispositivo apuntador estacionario" (permite al usuario introducir datos de espacio en un ordenador), está compuesto por una bola encajada en una cavidad que contiene sensores que detectan la rotación de la bola.


La bola posee puntos de diferente color al fondo; de esta manera, al mover la bola, el láser (en este caso) puede detectar las variaciones de movimiento.


A diferencia de los ratones, no necesitamos desplazar el dispositivo en su totalidad para que nos reconozca el movimiento, en su lugar movemos la bola, y la base en la que está encajada se mantiene estática.


Dependiendo del tipo de trackball, pueden ser manejados con el pulgar (este tipo normalmente pensado para diestros), los dedos índice y medio o la palma de la mano.


Este tipo de periféricos son usados en estaciones de diseño gráfico, oficinas (antiguamente), radares y en algunas consolas debido a su precisión, rapidez y durabilidad.


Actualmente los trackball tienen un precio bastante alto si los comparamos con los ratones convencionales o de gaming; suelen ir desde los 30 euros (logitech) hasta los 400, como es el caso del Microsoft TrackBall Optical.


Los trackball suponen una gran ventaja frente a los ratones en lugares reducidos donde a penas podrías moverte con un ratón convencional con comodidad.


Por suerte, poseo un Microsoft TrackBall Optical, y tras haber usado durante más de 10 años un ratón, pasar al trackball es una experiencia completamente nueva y extraña al principio; aunque a las pocas horas de uso, ya no quieres usar otra cosa.

Espero que les haya gustado el artículo y les haya sido de utilidad. ¿Han probado alguna vez un trackball?, ¿sustituirían su ratón convencional por un trackball?, dejen sus opiniones y respuestas en los comentarios, gracias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña de "El animal más peligroso. Un thriller victoriano" del Dr. Gabriel Antonio Pombo

Monster Energy y su relación con el 666