La situación de Grecia (2015), el tercer rescate

Muy buenas ladies and gentlemen, hoy les traigo un nuevo artículo sobre la situación actual de Grecia (2015). El lenguaje utilizado será simple, para que los que no tengan conocimientos sobre economía comprendan lo que sucede.

Durante muchos años, incluso antes de entrar en la Unión Europea, Grecia estuvo gastando más dinero del que producía y financiando ese gasto a través de préstamos. Aunque la financiación no conseguía reducir el déficit lo suficiente.

GASTO PÚBLICO > INGRESOS = DÉFICIT

Aún así, en la situación de déficit en la que estaban, el gasto público aumentó un 50% entre los años 1999 y 2007. El déficit sumado a problemas de corrupción y evasión fiscal, crea en total una deuda superior al 3% del PIB griego (el Producto Interior Bruto es el valor monetario de todo lo que se produce en un país durante un año).


También, para colmo, préstamos no declarados a la eurozona llevaron a que la deuda inicial sólo fuese la punta del iceberg, siendo el iceberg una deuda del 177% del PIB de Grecia.


El resto de países de la Unión Europea, junto al FMI (Fondo Monetario Internacional), al ver el panorama griego, financiaron lo que sería primer paquete de ayuda financiera o rescate a Grecia en mayo de 2010. Este rescate puso a disposición del gobierno griego 110.000 millones de euros. Como condición del rescate, la Unión Europea plantea una serie de medidas austeras que el gobierno griego debía imponer.


Pero no tardó mucho en hacerse evidente que esa cantidad no sería suficiente para rescatar a Grecia, por lo que un segundo rescate de 130.000 millones de euros elevó la cifra a un total de 240.000 millones de euros, junto a una nueva serie de medidas austeras.

Estas medidas (política fiscal restrictiva) han incluido drásticos recortes del gasto público, mayores impuestos y reformas al sistema de pensiones y el mercado laboral.


En 2015, Grecia no ha notado mejoría, y va camino de un tercer rescate, pero el nuevo Gobierno griego, que llegó al poder a principios de 2015 con una plataforma anti austeridad, ha estado intentado negociar algunas de las condiciones de cara a un tercer rescate de aproximadamente 89.000 millones de euros.

Los préstamos coordinados por el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (la denominada "troika") han ayudado a reducir el impacto de la crisis griega sobre el euro. Y según datos recientes, la crisis griega se ha reducido en un 25% gracias a los rescates anteriores y las medidas de austeridad.


Aunque por otra parte el impacto de las medidas sobre el pueblo griego ha sido brutal: tasa de desempleo del 26% (la más alta de toda la Unión Europea), entre los jóvenes ya supera el 60%. El país depende en su mayoría de créditos externos y millones de ciudadanos griegos están viviendo bajo la línea de pobreza.


Esta situación, facilitó la llegada al poder a Syriza, el partido que mejor supo recoger el descontento generado por las medidas de austeridad (del que hablamos antes) y que planteaba una ideología anti austera.

Este nuevo gobierno llevó a Grecia a la situación más crítica la crisis, e hizo que el escenario más temido por la UE al inicio de la crisis (cesación de pagos), comenzase a hacerse realidad el martes 30 de Junio de 2015 por la noche, cuando Grecia no logró honrar un pago de 1.500 millones de euros al FMI.


Tras la noche del 30 de Junio, Grecia se convirtió así en el primer país desarrollado en entrar en mora con el FMI.


Ese mismo martes también se venció el último programa de ayuda financiera, luego de que el Gobierno griego denominara como "humillantes" las nuevas medidas de austeridad que se planteaban como condición.

El primer ministro griego Tsipras planteó el rescate como una opción, y la dejó a manos del pueblo griego en un referéndum el 5 de Julio, en el que según varios altos cargos de la Unión Europea, lo que de verdad los griegos decidirían, es si quieren que su país siga siendo parte del euro o no.


Finalmente, tras el referéndum, el NO al rescate acaba aplastando al SÍ con un 61,3% (NO) frente al 38,7% (SÍ).


Pese a esto las negociaciones no cesan, aunque se estrechan cada vez más y se plantea una salida de Grecia del euro (popularmente conocida como "Grexit"), los países de la UE se preparan para que en el caso de que se termine produciendo la salida, esta repercuta lo menos posible en las economías del resto de países y no se contagie la crisis.

El futuro de Grecia actualmente es incierto, no sabemos lo que puede ocurrir, todo dependerá de lo que el Gobierno griego negocie con el resto de Europa.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña de "El animal más peligroso. Un thriller victoriano" del Dr. Gabriel Antonio Pombo

Monster Energy y su relación con el 666