La paradoja de Schrödinger

En 1935 el físico austriaco Erwin Schrödinger planteó un experimento imaginario con el que pretendía explicar el tipo de ecuaciones que siguen las ondas de materia (comportamiento de las partículas) en relación con la mecánica cuántica.


Con este experimento Schrödinger defiende, junto a su ecuación, la probabilidad de encontrar una partícula en un estado o lugar de un modo aleatorio.


El experimento consiste en imaginarnos que introducimos un gato en una caja totalmente cerrada junto a un frasco de veneno, el cual, está amenazado por un martillo acoplado a un contador Geiger (detecta la desintegración radiactiva de un átomo). Cerca del contador de Geiger hay una fuente de átomos radiactivos, de modo que si se produce la desintegración radiactiva de algún átomo, el contador Geiger lo detectará y accionará el martillo, lo que provocará que el frasco de veneno se rompa a causa del golpe con el martillo y se derrame en la caja, produciendo la muerte del gato. Por otro lado no tiene por que suceder la desintegración radiactiva de un átomo y no morir el gato.


Nosotros desde fuera observamos la caja. Para nosotros, el gato se encuentra vivo y muerto al mismo tiempo; el único modo de averiguar el estado del gato sería abriendo la caja. Es decir, hay un 50% de probabilidades de que el gato viva o muera.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La banca ética

Reseña de "La Verdad Oculta" de Jonathan Vázquez

El Bitcoin, la moneda virtual